Archivo de la categoría: Personal

Lo de volver a la normalidad y esas cosas – y aquí seguimos, encerrados

Tengo la sensación de que todo empieza a ser un poco absurdo, hasta este blog. Aquí, estos días he escrito posts de desahogo personal (que es como el “desarrollo personal” ese tan famoso pero al revés, digo yo) y he escrito también algún que otro post de algo patrocinado. Y es que alguna que otra marca sigue queriendo que escriba cosas patrocinadas. Oye, bien, gracias, si hay que contribuir al absurdo contribuyamos.

Así que hoy me apetece hablar de trabajo y trabajar. O de no poder hacerlo.

Mi trabajo de profesora de teatro no existe ahora. Nada. No doy clases. No tengo alumnos. Bueno, los tengo, espero que sigan siendo mis alumnos, pero ahora están en sus casas, no nos vemos, no ensayamos. Como ya dije, los echo mucho de menos, pero no hay remedio por ahora.

Y mi lista de cosas que echo de menos del día a día y del trabajo crece y crece:

Sigue leyendo

confinamiento

El vecino del tercero, vivir en una colmena y el confinamiento

Eran las 4 de la mañana del sábado cuando salté de la cama y, de pie, le pregunté a la nada a oscuras que cómo era posible.

—¿Todavía sigue el tío? ¿No se piensa callar? ¿Pero qué le pasa a la gente?— Con el pijama puesto y la cara de llevar intentando dormir desde las 00:00 salí al pasillo. Javi, que también estaba despierto, me miraba con asombro.

Me calcé las botas que tengo en la entrada, cogí el primer abrigo que pillé y me lo puse encima del pijama. Estaba dispuesta a abrir la puerta cuando Javi me paró y me preguntó que dónde iba.

Sigue leyendo

azotea

Encerrados en casa, cómo lo llevamos

Ya hemos perdido la cuenta del tiempo que llevamos encerrados, ¿qué más da si son 15 o 20 los días que llevamos en casa? Por ahora sí llevo la cuenta de las veces que hemos tenido que salir.

Hemos ido en todos estos días dos veces a la compra al súper, dos a la farmacia y hemos hecho alguna que otra mini carrera por la escalera para bajar la basura cada muchos días. También hemos ido a la azotea tres veces.

La sensación cuando hemos tenido que salir es la de que algo estamos haciendo mal. Vas por la calle y sientes que eres algo así como un delincuente. No por incumplir ninguna norma, porque las salidas han sido siempre muy necesarias, sino porque sabes que mientras más tiempo estemos dentro menos gente enferma.

Sigue leyendo

edificios

11 días de encierro por Coronavirus, incertidumbre

Llevo días queriendo escribir un rato aquí. Llevo 11 días de encierro por Coronavirus en Madrid, justo desde que decretaron el cierre de los colegios. Tuvimos suerte, ese día pudimos empezar nuestro confinamiento.

Los mensajes de “todo irá bien” se suceden, la desinformación nos intenta atrapar y atrapa a muchos. Las cosas reales que sabemos las sabemos porque tenemos un amigo enfermero que nos cuenta un poco, pero de forma clarificadora, cómo se viven las cosas en primera línea en la guerra. Básicamente está desolado y, su mujer, una de mis mejores amigas en la vida, me cuenta que ha dicho que siente que su trabajo ahora es “como poner diques al mar”. Y así sigue, yendo cada día a la trinchera, asustado y triste. Pero yendo.

Sigue leyendo