Archivo de la categoría: Me quejo

Desatención al cliente ¿por qué nos tratáis así, Women’secret?

Hoy os voy a contar cómo viví un rato de mi tarde ayer en una tienda Women’secret de Madrid. Una historia trivial como tantas otras, pero que me hizo pensar un poco en cómo nos hemos acostrumbrado a que nos traten mal a los clientes (en sitios varios en Madrid), y lo injusto que es humana y profesionalmente.

Parto de la base de saber que la mayoría de los dependientes de tiendas de ropas, camareros o trabajadores de empresas de cara al público están con sueldos muy por debajo de lo que deberían tener, con muchas horas trabajadas de más y, por lo tanto, una mala leche que se le mete en las entrañas con la que no pueden más. Pero, a pesar de eso, creo que no es disculpable que en muchas de las ocasiones tengan un trato tan poco correcto con la gente.

Sigue leyendo

zona-de-confort

La zona de confort y ser moderno ¡A mí me da risa-pena!

Hoy me he levantado filosófica y tenía ganas de escribir sobre algo que una amiga me sugirió hace algunos días. Sobre la zona de confort, salir o no de la zona de confort y qué conlleva todo este «movimiento» o teoría detrás. La conversación, en whatsapp fue algo así:

Sigue leyendo

24 horas sin quejarte o cómo ponerte de verdad de mala leche

No sé si conocéis ese reto que lleva circulando por internet muchos meses de no quejarte en 24 horas y lo feliz que puede hacerte eso. Se supone que es un reto que surge del libro «Un mundo sin quejas» de Will Bowen.

En el libro el autor propone una iniciativa que parece ser algo nuevo y muy beneficioso, hay que aguantar 21 días sin quejarse ni una sola vez para convertirlo en un hábito.

Parece que no quejarte crea muchos beneficios,  desde no generar un mal ambiente hasta lograr controlar los pensamientos negativos.

En España, ha salido la corriente «para vagos» que consiste en hacer el reto resumido, es decir, hay que conseguir estar 24 horas seguidas sin emitir una sola queja. No me digáis que no da mucha risa.

Y después de mucho pensar y de mucho investigar, hoy os cuento lo que pienso al respecto: esto es una solemne tontería y no sólo no es beneficioso, es contraproducente.

Para empezar, diré que no soy psicóloga, pero que sí he preguntado a profesionales antes de empezar a escribir esto. También tengo mi propia opinión, así que haré un mix.

Quejarte es una cosa orgánica, algo que, muchas veces, sale de forma natural (la mayoría de las veces). Pongamos un ejemplo: sales a la calle en julio, hay 40 grados a la sombra y dices «¡qué calor!». Queja.

calor

Vas por la calle andando, cruzas un paso de peatones y un coche se salta el semáforo y te da un gran susto casi atropellándote, piensas «¡capullo!». Queja.

Ahora intentad explicarme cómo puede ser beneficioso para mi estado de ánimo y mi salud mental evitar estas quejas que, de forma natural, me salen. No hay explicación. No quejarte en según qué situaciones no solo no es beneficioso, es perjudicial, porque te estás autoimponiendo una disciplina que va en contra de tu actuar natural y espontáneo.

¿Voy a dejar de tener calor por no decirlo en voz alta/quejarme? ¿El sol me abrasará menos y me sentiré menos infeliz callándome? Quéjate si quieres y ¡busca una sombra!

Los problemas reales de la vida real no van a desaparecer porque aguantes las quejas. No está mal que te quejes, estaría mal que no intentaras enfrentarte a los problemas.

Ojo, que no estoy diciendo que ser una persona que se queja las 24 horas del día sin ton ni son sea algo bueno, tampoco es eso, porque todo tiene que darse en su justa medida, es decir, tanto como te haga falta.

Y al respecto, os hablaré del tema tan de moda ahora del pensamiento positivo y de lemas como «tú eres responsable de tu felicidad» pensando, por ejemplo en las frases optimistas petardas de Mr. Wonderful. No señores, nadie es responsable de su felicidad al 100%, sí puedes intentar tener una actitud de ayudarte, una predisposición a querer estar bien, pero si te sucede algo malo de verdad, como una muerte de alguien cercano, una enfermedad, o lo que sea que te pase que afecte a tus emociones, este lema de que si no eres feliz es culpa tuya no solo no es positivo, es que es culpabilizador y por lo tanto, malo.

Así que, yo tengo claras varias cosas:

1- Me quejo tantas veces al día como necesite. Y esto, casi siempre, me hace sentir mejor.

2- Las frases felices me dan risa, y a veces rabia, según el día, pero no me las creo.

3- Nadie es responsable de su propia felicidad en un sentido culpabilizador. Se hace lo que se puede, pero no eres menos capaz si no logras estar bien el 100% del tiempo de tu vida.

Y ahora, tras este post psicológico profundo, en el que me quejo del reto de no quejarse, me he quedado tan a gusto que no sé cómo podréis convencerme de que no tengo razón.

Os dejo el reto original versus el real, que lo acabo de hacer con todo mi cariño en un momento.

no te quejes

no quejarse 24 horas

Y recordad, no se trata de no estar agradecido, ya os hablé de cómo hace un diario de gratitud y lo beneficioso que resulta, pero una cosa es ser un poco positivo y buscar el lado bueno y otra taparnos la boca con esparadrapo.

babaria desmaquillador ojos 2

Desmaquillador de ojos Babaria suave con Aloe Vera: el desmaquillante que no desmaquilla

El otro día se me acabó mi desmaquillante de ojos favorito, el bifásico de L’Oreal, y no tenía muchas ganas de ir al centro, así que cometí la locura de comprar en el supermercado el Desmaquillandor de ojos Babaria suave con Aloe Vera. La marca Babaria siempre me ha gustado, así que, cuando me decidí a usar el desmaquillante, me sentía muy confiada, ante lo que considero una buena marca.

Sigue leyendo

La asociación surrealista que odia a los gordos y la marca Navabi aprovechando el momento para anotarse un tanto

Podéis llamadme gruñona, porque en este post voy a gruñir mucho, y me va dar un poco igual que se me adjudique el adjetivo. Para empezar os cuento, por si alguien todavía no se ha enterado de la historia, que hace dos días en el Metro de Londres pasó algo de lo más llamativo y feo con una «asociación» de odio a los gordos, llamada «Overweight Haters Ltd».

Hace dos días en Londres un señor se acercaba a varias personas dando lo que parecían ser tarjetas publicitarias. La gente las cogía y algunos hasta las leían. Bien, pues lo que ponía en esas tarjetas de publicidad es de verdad algo para lo que casi no hay palabras. Eran tarjetas de una Asociación que odia a los gordos (Overweight Haters Ltd) y esta asociación se queja de que haya gordos en el mundo. Esta es una foto de una de las tarjetas.

Sigue leyendo

nails factory critica

Manicura semipermanente en Nails Factory: crítica – mi mala experiencia

¿Sois fans de la manicura semipermanente? ¿Os la habéis hecho alguna vez? He probado Nails Factory y hoy quiero compartir con todas vosotras la mala experiencia que ha supuesto para mí. Pasó hace algunas semanas y estoy bastante disgustada.

Como os he comentado en otros posts, normalmente, en verano y en alguna ocasión especial o un momento determinado me hago la manicura semipermanente. Me encanta, no te tienes que estar preocupada por el estado de tus uñas, te dura muchísimo y las llevas siempre perfectas.

nails factory critica

 Bien, pues hace unas semanas me fui a hacer la manicura semipermanente, ya que iba a empezar un trabajo nuevo de cara al público, tenía que ir con las manos perfectas y sabía que no iba a tener tiempo  de estar arreglándomelas cada semana. Así que decidí hacérmelas. Pero esta vez no me las hice en mi peluquería de siempre sino que decidí probar en un sitio nuevo más baratito (ERROR, y grave) en Nails Factory.

Este sitio seguro que si tenéis un Centro Comercial cerca, muchas lo conoceréis. Nails Factory es la cadena de manicura que tiene Beatriz Trapote (la cuñada de Jesulín, momento cotilla) es decir,  ella tiene stand Nails Factory. Son unos puestos que están repartidos por los Centros Comerciales, el que yo he probado en concreto es el que está en Xanadú Arroyomolinos.

Lo primero que me disgustó al hacerme la manicura es que a la hora de quitarte la cutícula y arreglarte la parte exterior de la uña me lo hicieron con un utensilio parecido a una pala y en seco, lo cual y en mis uñas, bastante débiles, me desagradó mucho y me molestó, y hasta me dolió. Normalmente al hacer esto otra veces con otras manicuristas primero se introducen las manos en agua tibia para que las cutículas se ablanden, así que después no tienen que hacer esa fuerza o ese raspado a la uña que a mí me hicieron.

Los siguientes pasos fueron demasiado rápidos, un jaleo de intercambios de manos en lámparas y poca delicadeza. La chica tardó media hora en hacerme la manicura, cuando normalmente para hacerme una manicura siempre han dedicado más tiempo y salgo encantada, relajada y no he sentido ninguna molestia. Al final incluso me aplican al finalizar una crema y me hacen un pequeño masaje en las manos. Aquí no me lo hicieron, pero considerando el precio, lo dejé estar.

manicura permanente2

Pues cual es mi sorpresa, que encima de aguantar tan mala aplicación, a la semana veo que se me empieza a ahuecar la pintura de las uñas, y en las partes ahuecadas incluso la pintura se partía y se quitaba. A la semana siguiente como todas las uñas estaban así, y se me enganchaban incluso con la ropa, decidí quitármelas. Para seguir con las sorpresas desagradables,  al quitarme la manicura (y no es la primera vez que lo hago) me encuentro con que mi uña esta totalmente deteriorada, escamada, a capas, cosa que jamás me había ocurrido, ni con este tipo de manicura ni con ninguna.

manicura permanente

 Este es el estado de mis uñas en este momento. Como veis están hasta mal limadas e incluso una se me ha partido. Antes de hacer la foto me tuve que limar la parte superior de la uña ya que se me enganchaba y me raspaba con mi propia uña.

 El resultado de esta manicura semipermanente con Nails Factory ha sido nefasto, y sí, me costó 9,90€ pero, entre la mala aplicación, y el resultado posterior, JAMÁS volveré a repetir. Decir que lo he comentado con otras personas y también cayeron por el buen precio y se llevaron la misma decepción que yo. No os aconsejo para nada acudir a ningún Nails Factory.

¿Alguna vez habéis ido a estos puestos? ¿ os ha pasado lo mismo q a mí?



ES_3KINGS_300x250

Gel Cumulus 16 asics

Asics outlet Madrid Las Rozas: corred, insensatos

Esta semana hemos tenido una curiosa y  mala experiencia en la tienda Asics Outlet de Madrid Las Rozas, en The Style Outlets (lo que era el Factory de Las Rozas de toda la vida). Y como todas las anécdotas no satisfactorias en tiendas merece ser contada aquí, ya que a veces esto ayuda a futuros compradores insensatos como nosotros que tengan la idea de acudir a este Outlet de Asics. Las buenas también las contamos, pero hoy no toca…

Sigue leyendo

Mr. Wonderful shop no es nada Wonderful, o de cómo desilusionaron a una gran fan

Si sois seguidores de modablogger en Facebook y Twitter seguro que conocéis mi adoración por Mr Wonderful, por Mr Wonderful Shop. Adoración por las tazas de Mr Wonderful y por sus productos. Sus ideas y todas esas cosas me gustaban y así lo hacía saber compartiendo sus publicaciones. Hoy es el día en el que dejo de ser fan. Mr Wonderful no es una marca tan wonderful como ellos pretenden vender, y me han desilusionado mucho con su atención al cliente. Os lo cuento todo de la forma más resumida posible, creo que es justo que lo sepáis, y que dejéis de confiar en su buen hacer, porque es lo que han demostrado.

Para los que no los conozcáis, os cuento que son una pareja de creativos que empezaron su proyecto y que el negocio les va genial. Tienen ideas felices y la gente se empapa con su buen rollo. Hacen tazas, calendarios, cosas monas con frases bonitas… Hoy, para mí, ese buen rollo no es más que una pose. Es mentira. Sigue leyendo

Escuela de maquillaje de Sephora regalo. Gracias por nada

Fue a principios de este verano cuando, estando en SephoraGran Vía (Madrid) con una amiga, después de hablar un rato con una dependienta, salió el tema de los blogs de moda y belleza, y la chica nos presentó a la encargada de la tienda, majísima, que nos regaló a mi amiga y a mí una Escuela de maquillaje de Sephora por ser bloggers. La tarjeta en cuestión es esta, (nos dieron los teléfonos de Sephora Gran Vía para llamar y reservar cita).

Sigue leyendo