Sol de julio novela

Sol de julio, (Azucena Fernández), mi novela – te cuento

Cuando empecé a escribir Sol de julio, mi primera novela, el mundo estaba patas arriba y casi todo lo que nos rodeaba era incierto y aciago.

Hoy quiero contarte cómo surgió Sol de julio, cómo lo he escrito, de qué trata (la pregunta del millón) y compartir el proceso contigo.

Antes de seguir: Sol de julio ya está a la venta en Amazon en papel y digital y gratis con kindle unlimited.

¿Cómo surge “Sol de julio”? ¿De qué va?

Al final esto cambió. Tenía unos dos capítulos de una novela guardados desde hacía varios años, no logro ponerles fecha. Los abrí, los leí, los odié, los edité y los cambié tanto que al final no se parecen en nada a la idea original. En realidad podría haber empezado desde cero.

El proyecto no tenía nombre, eso lo dejo siempre para el final, pero sabía que necesitaba escribir algo con tintes de felicidad, que me alejase de la oscuridad y lograse alejar y acercar hacia el sol a aquel que se animase a leerlo.

Y para mí el verano es eso; luz, sol, alegría, buenos ratos, grandes recuerdos, calma…

Por lo tanto supe que todo tenía que suceder en verano. Quise que fuese un verano pasado, y el año 2001 me pareció perfecto. Vivíamos entonces sin redes sociales, sin estar atados todo el tiempo a pensar en cuál será la siguiente foto que nos hacemos para enseñarla, intentando disfrutar solo del momento. Sí, teníamos móvil, pero solo con SMS. Y las ideas empezaron a acumularse con este marco.

Playa, verano 2001. ¿Qué playa? Una zona que conozco, a la que he ido más de una vez: Málaga. Pero no la ciudad, sus alrededores.

Sol de julio la novela

¿Te imaginas un verano en una casa en medio de la nada, a la orilla del mar, cerca de un pueblo de Málaga? Yo sí, vivía con la imaginación en esa casa, sin salir de mis cuatro paredes, y ese es el escenario que le regalé a Julia, a la que a veces llamo “mi Julia”, la protagonista de la novela.

Una casa blanca, encalada, de dos plantas. Julia, sus primas, su tía y algunos personajes más (ahí estará la sorpresa sorpresa que no desvelaré aquí) van a vivir el verano de sus vidas. Eso te lo aseguro. Yo lo he vivido con ellas, descubriéndolo, creándolo, lo he olido, lo he sentido, lo he soñado despierta. Y tú vas a poder conocer la historia, adentrarte en ella y espero que disfrutarla.

Sol de julio es una historia de amor, sobre todo de amor, pero también encontrarás amistad (que al fin y al cabo es otro tipo de amor), amistad de la buena, de la verdadera, momentos familiares y reflexiones sobre lo importante que es dar a los problemas la importancia que tienen y aprender a dejarse llevar.

Lo mejor de escribir Sol de julio ha sido…

He desaparecido del mundo horas y horas y horas para que tú puedas desaparecer. Me he olvidado de todo. Ha llegado a sucederme, por ejemplo, que no podía levantarme de la silla aunque lo necesitase y no podía dejar de mirar el ordenador hasta cuando llegaban a dolerme los ojos, porque Julia tenía algo que resolver, estaba hecha un lío y no podía abandonarla en ese momento. Me he dicho cosas como “ya vale, Azu”, “solo cinco minutos más”, y luego resultó que esos cinco minutos fueron una hora. O dos.

Me he despertado en medio de la noche con una idea, que aparecía así, de repente,  y he tenido levantarme deprisa para apuntarla. He ido de ruta en moto y, recorriendo la carretera, he visto de forma clara escenas ante mis ojos, los colores, la comida, los lugares, los diálogos… y he memorizado esas ideas hasta apuntarlas en cuanto parábamos.

sol de julio aesthetic

Ahora voy a echarlo mucho de menos. Echaré de menos estar todo el tiempo de buen humor, porque no importaba si el día había sido malo o bueno, sabía que iba a encontrarme con ella, con ellas, con él, con ellos y que todo iba a brillar, como brilla el Sol de julio.

Sola no puedes

Aquí debo mencionar, como curiosidad y para ser justa, que sola no puedes escribir una novela. No se puede, ya está. El proceso creativo lo vives en la más estricta intimidad, nadie abre la puerta de tu habitación, pero luego tienes que abrir la puerta y compartir, necesitas ayuda.

Es necesario contar con personas que te apoyen. Primero lectoras beta, las que han leído el manuscrito casi recién salido del horno, pobres ellas. Sí, en mi caso han sido “ellas”. Digo pobres porque, aunque yo corregí y corregí, cuando entregas el manuscrito va lleno de errores, de erratas, a veces con fragmentos medio sin forma, repeticiones de ideas, y ellas se comprometieron a dar su opinión más sincera y lo hicieron.

Para mí ha sido tan importante un “me encanta este final” como un “esto no me cuadra”, y hasta un “¿qué pone aquí?”. Todos los comentarios me han hecho sonreír, todos me han servido, no tendré nunca forma de darles las gracias a mis betas como se merecen, mis correctoras, han sido las mejores. Gracias, gracias, gracias.

Y, por supuesto, lo más importante, te necesito a ti, necesito que quieras leer la novela, que quieras conocer a Julia, que vivas el verano con ella. Que le des vida al libro, que veas los paisajes, respires el olor a mar y te dejes quemar por el “Sol de julio”. Si además de eso después me lo cuentas, me harás muy feliz, porque seguro que ya lo sabes, pero te lo quiero recordar, cada comentario que le haces a un escritor sobre su obra es un regalo. Y si es un escritor novel, como es mi caso, es un regalo que vale oro.

Escritora independiente, sí. Confieso que en el último momento, cuando lo tenía todo listo, me contactó una editorial. Ha sido una sorpresa, pero he decidido continuar mi camino en solitario, la razón principal es que lo siento como “mi libro” y quiero que siga siendo mío. Poco práctico, sí, demasiado romántico, tal vez, pero no podía dejarlo ir del todo.

Si has llegado hasta aquí, gracias por leer, por regalarme tu tiempo.

Y, como no… Os lo vuelvo a pedir en serio: “ki o tsukete kudasai!” (気をつけてください!) – cuidaos mucho, por favor.

3 pensamientos en “Sol de julio, (Azucena Fernández), mi novela – te cuento

Responder a Ladychena Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .