avion volando

Solución para el dolor de oídos en un vuelo – comprobado

Una de las cosas que más molestan a la hora de viajar en avión es el dolor de oídos. Este dolor se produce por el descenso de la presión del aire en el interior de los aviones, lo que puede producir ocasionalmente dolor de oídos a algunos pasajeros. En mi caso el dolor de oídos en un avión llega a ser literalmente insoportable, insoportable de casi llorar de dolor (no lloro porque me aguanto) y de pensar que algo grave me va a pasar.

En el interior de los aviones la presión del aire baja hasta niveles que equivalen a los niveles de la presión que hay a una altura de 2.500 metros por encima del nivel del mar. Normalmente el dolor aparece en el momento en que se produce una descompensación entre la presión interna del oído medio y la existente en el entorno. Suele afectar más a algunas personas que otras, y hay quien, directamente, no nota nada de nada, solo una pequeña molestia (afortunados ellos-vosotros).

El peor momento, el más doloroso se produce durante el aterrizaje del avión. En el despegue , en mi caso, pocas veces noto molestias y son soportables, pero cuando el avión empieza a bajar para aterrizar empieza el dolor que va aumentando conforme baja el avión. Esto es porque con el descenso aumenta la presión en el interior de la cabina. Esta diferencia de presión afecta al tímpano, y puede aparecer en forma de dolor de oídos.

Después de haber leído y probado de todo para evitar el dolor de oídos en el aterrizaje de los aviones os cuento que a mí solo me funciona una cosa: ponerme tapones en los oídos.

Tapones para el dolor de oídos en el aterrizaje de aviones:

En mi caso me tengo que poner los tapones una media hora / cuarenta minutos antes de que el avión toque el suelo, es decir, normalmente cuando empieza a bajar. Si el vuelo es corto (vuelo de unas tres horas, por ejemplo) es suficiente con colocar los tapones media hora antes. Si es un vuelo largo, como los que se hacen a Japón (perfectamente 11 horas volando) me los tengo que poner mínimo 45 / 50 miutos antes de que el avión aterrice.

Los mejores tapones para el dolor de oído son, sin duda, los de silicona. He probado también tapones de cera y de gomaespuma y no funcionan tan bien. Estos son los que tengo ahora. Los mejores que he probado.

tapones silicona

Lo que hay que hacer es introducir el tapón tan profundamente como se pueda en el oído. Esto es importante. A veces si uno se me ha quedado un poco más fuera que el otro noto perfectamente que ese oído me acaba doliendo.

También os digo que esta solución no es un milagro. Hay veces que duele un poco, pero desde luego siempre que llevo tapones en el descenso el dolor es mínimo, es soportable.

Otra técnicas que recomiendan para que no duelan los oídos son:

Comer chicle: la teoría es que el movimiento que se hace al masticar facilita la compensación de la presión. A mí no me funciona, si como chicle sin tapones me duele mucho.

Maniobra de Valsalva: consiste en taparse la nariz con los dedos y espirar fuerte, con a boca cerrada, empujando así el aire hacia la faringe. La trompa de eustaquio se abre y se logra compensar la presión. A mí tampoco me funciona. Qué se le va a hacer.

Bostezar: no me funciona. Sí funciona para destapar los oídos, pero tiene que ser una vez que haya llegado a tierra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.