Hemos pasado hace poco la semana de las mujeres reales, todas hemos protestado mucho con determinados artículos que trataban el tema con frivolidad y estupidez (y que ni enlazaré, pues no merecen que les regale promo) y otras nos hemos quejado por portadas irrisorias que nos hacen creer que la mujer real mide 1’80 y pesa 50 kilos. Estamos de acuerdo en que hay que aceptarse, quererse, pero para eso hay una premisa: conocerse.

Conocerse implica que, estando feliz con tu cuerpo y tu figura, sepas cuáles son tus puntos débiles (que tenemos todas, incluso las modelos) y aprendamos a disimular estos puntos potenciando lo que más nos guste de nosotras. ¿Quién no ha tenido un evento, una boda, un bautizo, una fiesta de trabajo a la que ir y en ese momento se ha mirado en el espejo y ha pensado que parecer un poco más delgada le gustaría? Creo que nadie se escapa. Yo he vivido esa sensación, el coger peso en algún momento concreto de tu vida y no saber elegir la ropa para estar más cómoda con el resultado. Hoy recopilo los tips que sé sobre el asunto, y espero que os sean útiles.

Supongamos que el problema está en el pecho. Demasiado volumen. Tal vez algún hombre lea esto y no lo entienda, pero nosotras sí, yo he tenido amigas que hasta se han hecho operaciones de reducción de pecho por problemas de espalda, además de los estéticos.  El escote más apropiado para el pecho prominente es el tipo barco, que potenciará tus hombros, o el redondo hacia abajo. Evita estampados, grandes collares o colgantes, huye de las rayas horizontales, lentejuelas o brillos.

¿Queremos potenciar la cintura? ¿Qué te parece utilizar vestidos de dos colores o con un corte debajo del pecho? El corte en la cintura te ayudará a potenciar su forma.

Hombros anchos.  Evita sin lugar a dudas los vestidos con cuello barco, son demasiado abiertos y dejarán a la vista tus hombros, que es justo lo que quieres disimular. El cuello que mas favorece es el clásico cuello redondo o cuadrado. Puedes lanzarte con vestidos de tiras delgadas, que cortan un poco los hombros anchos o un escote asimétrico.

Y si tu problema son las caderas escogería prendas con mucha caída. Si quieres una falda con vuelo escoge una que esté muy ajustada a la cintura. Aléjate de las faldas tubo y las prendas o vestidos muy ajustados, huye de bolsillos laterales en los pantalones, de los colores claros o llamativos, faldas con vuelo…

Por último, el negro no es siempre el color, hay muchos colores más para elegir, recomendaría los colores fríos, ya que los cálidos suelen ensanchar la figura ópticamente, si son colores oscuros, mucho mejor.

Sígueme

ladychena

Actriz, profesora de música y teatro y amante de la moda. Me encanta escribir de todo a todas horas (o casi), leer, y sobre todo, viajar sin parar para conocer cada rincón del mundo.
Sígueme