Diario de viaje a Taiwan – día 6, Taipei despedida

Hoy nos hemos despedido de Taipei y de Taiwán, mañana cambiamos de país, y no creía antes de llegar que fuera a darnos tanta pena irnos. Está claro que una semana es poco tiempo para Taiwán. Creo que habrá que volver porque nos falta mucho por conocer.

Amanece lloviendo otra vez como esperábamos, pero aquí el ritmo no para para nadie por el agua, así que ponemos rumbo al Templo Xing Tian. Allí cada día van más de veinte mil personas a rezar, imaginad cómo nos lo encontramos de gente… Todos ordenados en filas y rezando a la vez. En este Templo es famosa la ceremonia de “recibir un susto”. Dice la tradición taoísta que los espíritus que están siempre unidos a las enfermedades y mala suerte de los humanos si reciben un “susto” se alejan y dejan a la persona en paz. En el templo hay siempre mujeres mayores que hacen esta ceremonia a los que lo piden.

Cambiamos de rumbo y nos vamos al Monumento a los mártires de Taipei para ver el cambio de guardia y, realmente, es un espectáculo curioso. Los soldados dedican 20 minutos cada hora para hacer el cambio de guardia en las dos puertas principales del Santuario, no se parece a ningún cambio de guardia que hayamos visto hasta ahora en ningún país.

Y como es el último día nos vamos otra vez a Xiamen (Shibuya de Taipei) a comer, pasar la tarde y hacer algunas compras. Al salir de una tienda de cosmética coreana nos quedamos parados un momento en la puerta a mirar cómo diluviaba. Como antes había parado de llover un poco habíamos pasado a soltar los paraguas en el hotel. Pues no llevábamos ni 30 segundos mirando la lluvia cuando dos dependientas han salido a ofrecernos un paraguas (regalo). Maravillados otra vez por la hospitalidad de esta gente nos hemos despedido de ellas mientras nos deseaban un buen día entre sonrisas.

El Templo Ciyou de seis pisos en la entrada del Mercado Nocturno Raohe nos deja sin palabras. Nunca habíamos visto un templo de seis plantas (con subida a todas). Está dedicado a la diosa Mazu, una diosa de cara negra, diosa del mar que vela por pescadores y marineros. Ahora que ya sé rezar recorro las seis plantas con los inciensos y rezo a cada deidad. Para pedir lo que quieras al Dios con el que hablas tienes que empezar diciéndole tu nombre, de donde vienes, tu edad y después pedir tu deseo, hacer la plegaria o contarle lo que necesites. Es curioso ver que hay gente que les habla en voz alta, algunos mantienen auténticas conversaciones con los dioses totalmente concentrados.

Recorremos el Mercado Nocturno Raohe, dicen que es el más antiguo de la ciudad, y comemos un montón de cosas ricas de los puestos. Tienen unas bolas de patata dulce rellenas de queso que echaré mucho de menos en España…

Taiwán, lo sabemos, te vamos a echar de menos a ti y a tu gente.

monumento mártires taipei

Monumento mártires, Taipei

templo wing tiam taipei

Templo Wing Tiam, Taipei

cambio guardia monumento martires taipei

Cambio guardia monumento martires, Taipei

Mercado nocturno Raohe, Taipei

mercado nocturno raohe

rezando en ciyou

Rezando en Ciyou

templito en xiamen

templito en Xiamen

templo ciyou

templo Ciyou

xiamen de noche

Xiamen de noche

Inicio