Archivo de la categoría: Nos quejamos

Nos quejamos sin cortarnos, la realidad de la Atención al Cliente en muchas tiendas y marcas de España

Hostgator críticas – secuestraron mi blog

Hoy quiero contaros cómo el servicio de Hosting de Hostgator me ha hecho la vida imposible durante meses como blogger, cómo me secuestraron la web e incumplieron sus condiciones de contratación. Mi recomendación es: no contratéis con ellos. Nunca.

Hace varios años que modablogger estaba alojada en Hostgator. De hecho tengo pagados todavía 8 meses más con ellos, pero como desde hace varios meses me han estado haciendo la vida imposible he decidido dejar esos meses ahí pagados tirados y migrar mi blog de wordpress.org a wordpress.com. Vale, suena un poco raro, pero no veía otra solución. Así que os haré una reseña crítica no muy técnica, para que todo el mundo la entienda, y que si llegáis aquí antes de elegir hosting podáis eliminar Hostgator de vuestras opciones, porque los de Hostgator y sus servicios son lo peor.

Sigue leyendo

Solicitar baja fibra ONO Vodafone, la odisea sin fin

Si buscamos en internet información sobre cómo solicitar la baja de ONO Vodafone vemos que los posts, artículos y la información es casi infinita. Pero la mayoría de las veces incompleta. No es de extrañar ya que no hay una forma “normal” stardar de pedir la baja, es más cuestión de insistir y de suerte que de otra cosa. Hoy voy a contaros cómo ha sido mi proceso para solicitar mi baja de ONO Vodafone, compañía con la que llevaba 5 años y con la que estaba ya muy descontenta, no paraban de subirme la tarifa sin avisar y de llamarme y acosarme para que me pasara con ellos también con el móvil (sí, vamos, lo que me faltaba).

Debería haber sido un proceso ágil, breve, corto y de una sola llamada, como lo es el de contratar con ellos, pero no, no es así ni mucho menos.

vodafone-fibra-ono

Si miramos en la web de Vodafone llegando a ella desde Google (buscarlo desde dentro de la web es misión imposible) encontramos que estas son las formas que te ofrecen para darte de baja de sus servicios:

solicitar baja ono vodafone

 

Lo de ir a Correos a solicitar la baja es de risa, no me quiero imaginar qué me iban a decir en Correos si llego a decir que quiero una baja de Vodafone… lo que se puede hacer en Correos es devolver el router cuando la baja es efectiva, pero pedirla no, señores de Vodafone, y ustedes lo saben ¿esa web quién la ha escrito, un mono? Pero cuando ves esta información, mientras no has empezado el trámite, hasta te tranquilizas. Se supone que puedes pedir la baja desde el 123 si eres cliente móvil. Si no tienes móvil Vodafone, no pasa nada, todavía puedes llamar al teléfono 607123000, y además, para más comodidad incluso podrías ir a una tienda física (o incluso lo de correos que dicen).

Vamos por partes.

Como en mi caso no tenía móvil Vodafone lo de llamar al 123 no formaba parte de mi plan. Así que me decidí a llamar al número que indican en su web (pagando yo cada llamada, ojo) 607123000. Empecé la tarde en la que ya tenía activados los servicios con un proveedor nuevo de fibra. Estas fueron las situaciones durante esa tarde:

1-Llamada 607123000, después de la locución y elegir la opción “baja” e identificarme me dejan 25 minutos en espera. Así que cuelgo, para ver si es que las llamadas de baja las dejan más tiempo en espera que las demás.

2-Llamada al 607123000, después de la locución e identificarme eligo la opción “modificación de servicios”. Tras 12 minutos de espera me cuelgan. Así, del tirón.

3-Llamada al 607123000 con otro número de móvil por si han registrado el mío. Me identifico y Elijo la opción “cambio de tarifa” para no elegir la de “baja” y después de 10 minutos en espera una operadora me indica que el número para la baja en realidad es otro y me pide que llame al 607123893, me cuelga. Busco en internet y veo que puede ser cierto que ese sea el número.

4-Llamo al 607123893, me identifico y elijo “baja” y tras estar después de la locución más de 20 minutos esperando, una operadora coge el teléfono y sin dejarme hablar dice: “en este momento tenemos una incidencia técnica y no podemos atenderle” y ¡me cuelga! No me dice hola y no me deja hablar.

5-Llamo al 607123000 otra vez. Mi paciencia se agota y tras esperar otra vez más de 25 minutos habiendo elegido esta vez la opción “baja” empiezo a hablar con ellos por twitter. Me vuelven a colgar. Mientras hablamos en twitter.

6-Llamo otra vez al 607123000. El teléfono me lo coge una operadora que me toma los datos y me dice que me pasa “con su gestor de tramitación de la baja” y me vuelven a dejar hasta el infinito en espera. Esto es una pesadilla. Me empiezan a contestar en twitter.

Estas son sus respuestas:

vodafone twitter baja

pedir baja vodafone

Así que ellos mismos, los de Vodafone, en un canal oficial como es su cuenta de twitter te confirman que no se puede pedir una baja por otro medio que no sea teléfono, ni tienda ni mail ni nada más, pese a que en la web oficial aseguran que se puede hacer en tiendas, por ejemplo.

7-Mientras esperaba respuesta en twitter me voy a una tienda física con mi router para devolverlo y a pedir la baja. En la tienda me dicen que ellos sí dan altas de fibra y fijo pero que bajas no. Pido una hoja de reclamaciones y me dicen “yo te doy la hoja de reclamación, pero no tienes razón, en las tiendas no damos bajas”. Pues muy bien, mira tú la web de tu empresa, le diría, pero da igual, son bastante bordes y cero eficientes. Esto además después de esperar en la tienda haciendo cola más de media hora y observar cómo atienden a los demás clientes y ver cómo a todos los despachan con un “no es posible”, “tiene que llamar a atención al cliente” y hasta vi un cliente que les dijo hastiado: “vengo a recoger mi teléfono que tenéis en repación y que no habéis reparado”. Pero ellos calma, mucha calma, los clientes que se fastidien.

Como veis en el segundo pantallazo se hace tarde, se pasa la tarde, y a las 9 dejan de atender. Pero ojo:

8-Llamo al 607123000 y el teléfono lo descuelgan, me ponen toda la locución y cuando elijo motivo de llamada es cuando me dicen “nuestro horario de atención es de 8:00  a 21:00, vuelva a llamar en ese horario”. Y cuelgan.

Así que decido pasar del tema (no me queda otra) y estar temprano lista para llamar, para ser la primera en llamar a Vodafone, rezo porque no todos tengamos la misma idea.

9- Al día siguiente llamo al 607123000 y tras estar más de 20 minutos en total en espera después de hablar con dos operadoras y pasarles mis datos dos veces (¿para qué se van a pasar ellas los datos?) me hacen la dichosa grabación para solicitar la baja ¡y me dan número de referencia de baja! También me dan un número de devolución del router, que dicen que puedo  llevar a una tienda, y la verdad, empiezo a tener esperanzas.

He de decir que no las tengo todas conmigo, porque todavía queda que llegue el día 8 del mes para poder comprobar que no me cobran el siguiente mes, porque no sé si sabéis que en Vodafone ONO cobran la tarifa del mes por adelantado. Tal cual, si te das de baja pagados se quedan esos días. Además, la operadora me ha insistido en que si no devuelvo el router en menos de 30 días me cobrarán 150€ por el router. Un router viejísimo y usadísimo que no vale eso ni de lejos. Ahora solo hay que cruzar los dedos para que los de la tienda a la que vaya de Vodafone sean un poco eficaces y sean capaces de comunicarles a los de donde sea que mi router está devuelto. He leído cientos de casos en los que gente ha devuelto el router y les ha llegado la factura de 150€ así “por error”. Recemos a los dioses porque me dejen en paz.

Lo de las operadoras de telefonía en España es, de verdad, una auténtica vergüenza, estafa, robo y parece que nunca va a mejorar. Si has llegado hasta aquí porque quieres una baja de Vodafone ONO solo te deseo mucha suerte y te recomiendo infinita paciencia. También puedes contar tu caso pidiendo la baja, para que otros lectores vean cómo está el tema.

camper garantia sandalias

Garantía Camper, así funciona – nada contenta

Siempre que compro zapatos Camper en la tienda, los dependientes, muy amables me recuerdan que todos sus zapatos tienen garantía de dos años “por defecto de fabricación”. Eso te da una tranquilidad enorme, o al menos a mí me la daba hasta que he tenido que hacer uso de esta garantía Camper. Ahora que sé cómo funciona creo que en realidad esta garantía casi no existe y que es algo tan subjetivo que no volveré a comprar sus productos nunca más. Y ahora os cuento las razones.

Sigue leyendo

Guantes calefactables Tucano Urbano Hot Road para moto: lo peor de lo peor

En diciembre de 2016 (es decir, hace unos cuatro meses) compramos para la moto los guantes Tucano Urbano calefactables. Siempre, antes de hacer una compra así (no son nada baratos) miro muchas opiniones online. Curiosamente lo único que veía eran entradas en blogs de motos, casi nada o nada de usuarios. En aquel momento no lo pensé, pero ahora he caído en la cuenta de que, probablemente, aquellos artículos en blogs sobre estos guantes y lo maravillosos que prometían ser eran patrocinados, o bien pagados o bien con guantes regalados.

Sigue leyendo

colorista loreal spray

Spray Colorista de L’Oréal, el spray que no pinta: crítica

Vaya por delante que compré el Spray Colorista de L’Oréal con toda mi ilusión después de ver la mega-campaña que estaban haciendo, se ve que me convencieron, oye. Elegí el color lavanda, que parece un poco como moradito claro, pastel en el bote. Lo compré en Primor y me costó menos de 8€.

Sigue leyendo

¿Rebajas? o dejad de tomarnos el pelo

No es la primera vez que hemos hablado sobre las rebajas en modablogger, y casi nunca suele ser para bien, para contar qué nos hemos comprado. Porque la realidad es que, en España, las rebajas cada vez son más una tomadura de pelo. Hoy tenemos varias anécdotas de estas últimas semanas. Problemas del primer mundo… si…

Sigue leyendo

Desatención al cliente ¿por qué nos tratáis así, Women’secret?

Hoy os voy a contar cómo viví un rato de mi tarde ayer en una tienda Women’secret de Madrid. Una historia trivial como tantas otras, pero que me hizo pensar un poco en cómo nos hemos acostrumbrado a que nos traten mal a los clientes (en sitios varios en Madrid), y lo injusto que es humana y profesionalmente.

Parto de la base de saber que la mayoría de los dependientes de tiendas de ropas, camareros o trabajadores de empresas de cara al público están con sueldos muy por debajo de lo que deberían tener, con muchas horas trabajadas de más y, por lo tanto, una mala leche que se le mete en las entrañas con la que no pueden más. Pero, a pesar de eso, creo que no es disculpable que en muchas de las ocasiones tengan un trato tan poco correcto con la gente.

Sigue leyendo

zona-de-confort

La zona de confort y ser moderno ¡A mí me da risa-pena!

Hoy me he levantado filosófica y tenía ganas de escribir sobre algo que una amiga me sugirió hace algunos días. Sobre la zona de confort, salir o no de la zona de confort y qué conlleva todo este “movimiento” o teoría detrás. La conversación, en whatsapp fue algo así:

Sigue leyendo

24 horas sin quejarte o cómo ponerte de verdad de mala leche

No sé si conocéis ese reto que lleva circulando por internet muchos meses de no quejarte en 24 horas y lo feliz que puede hacerte eso. Se supone que es un reto que surge del libro “Un mundo sin quejas” de Will Bowen.

En el libro el autor propone una iniciativa que parece ser algo nuevo y muy beneficioso, hay que aguantar 21 días sin quejarse ni una sola vez para convertirlo en un hábito.

Parece que no quejarte crea muchos beneficios,  desde no generar un mal ambiente hasta lograr controlar los pensamientos negativos.

En España, ha salido la corriente “para vagos” que consiste en hacer el reto resumido, es decir, hay que conseguir estar 24 horas seguidas sin emitir una sola queja. No me digáis que no da mucha risa.

Y después de mucho pensar y de mucho investigar, hoy os cuento lo que pienso al respecto: esto es una solemne tontería y no sólo no es beneficioso, es contraproducente.

Para empezar, diré que no soy psicóloga, pero que sí he preguntado a profesionales antes de empezar a escribir esto. También tengo mi propia opinión, así que haré un mix.

Quejarte es una cosa orgánica, algo que, muchas veces, sale de forma natural (la mayoría de las veces). Pongamos un ejemplo: sales a la calle en julio, hay 40 grados a la sombra y dices “¡qué calor!”. Queja.

calor

Vas por la calle andando, cruzas un paso de peatones y un coche se salta el semáforo y te da un gran susto casi atropellándote, piensas “¡capullo!”. Queja.

Ahora intentad explicarme cómo puede ser beneficioso para mi estado de ánimo y mi salud mental evitar estas quejas que, de forma natural, me salen. No hay explicación. No quejarte en según qué situaciones no solo no es beneficioso, es perjudicial, porque te estás autoimponiendo una disciplina que va en contra de tu actuar natural y espontáneo.

¿Voy a dejar de tener calor por no decirlo en voz alta/quejarme? ¿El sol me abrasará menos y me sentiré menos infeliz callándome? Quéjate si quieres y ¡busca una sombra!

Los problemas reales de la vida real no van a desaparecer porque aguantes las quejas. No está mal que te quejes, estaría mal que no intentaras enfrentarte a los problemas.

Ojo, que no estoy diciendo que ser una persona que se queja las 24 horas del día sin ton ni son sea algo bueno, tampoco es eso, porque todo tiene que darse en su justa medida, es decir, tanto como te haga falta.

Y al respecto, os hablaré del tema tan de moda ahora del pensamiento positivo y de lemas como “tú eres responsable de tu felicidad” pensando, por ejemplo en las frases optimistas petardas de Mr. Wonderful. No señores, nadie es responsable de su felicidad al 100%, sí puedes intentar tener una actitud de ayudarte, una predisposición a querer estar bien, pero si te sucede algo malo de verdad, como una muerte de alguien cercano, una enfermedad, o lo que sea que te pase que afecte a tus emociones, este lema de que si no eres feliz es culpa tuya no solo no es positivo, es que es culpabilizador y por lo tanto, malo.

Así que, yo tengo claras varias cosas:

1- Me quejo tantas veces al día como necesite. Y esto, casi siempre, me hace sentir mejor.

2- Las frases felices me dan risa, y a veces rabia, según el día, pero no me las creo.

3- Nadie es responsable de su propia felicidad en un sentido culpabilizador. Se hace lo que se puede, pero no eres menos capaz si no logras estar bien el 100% del tiempo de tu vida.

Y ahora, tras este post psicológico profundo, en el que me quejo del reto de no quejarse, me he quedado tan a gusto que no sé cómo podréis convencerme de que no tengo razón.

Os dejo el reto original versus el real, que lo acabo de hacer con todo mi cariño en un momento.

no te quejes

no quejarse 24 horas

Y recordad, no se trata de no estar agradecido, ya os hablé de cómo hace un diario de gratitud y lo beneficioso que resulta, pero una cosa es ser un poco positivo y buscar el lado bueno y otra taparnos la boca con esparadrapo.

babaria desmaquillador ojos 2

Desmaquillador de ojos Babaria suave con Aloe Vera: el desmaquillante que no desmaquilla

El otro día se me acabó mi desmaquillante de ojos favorito, el bifásico de L’Oreal, y no tenía muchas ganas de ir al centro, así que cometí la locura de comprar en el supermercado el Desmaquillandor de ojos Babaria suave con Aloe Vera. La marca Babaria siempre me ha gustado, así que, cuando me decidí a usar el desmaquillante, me sentía muy confiada, ante lo que considero una buena marca.

Sigue leyendo