Empecé a ver la serie 13 Reasons Why sin muchas expectativas, pensando que era una serie americana sobre adolescentes más, con poco fondo, una serie para pasar el rato. Pero desde que empieza, con 13 Reasons Why pasa algo muy especial: te hace pensar. Todo el rato, pensar en muchas cosas que te rodean. En mi caso, trabajo dando clases a varios grupos en los que hay adolescentes, y aunque llevo varios años ya y soy muy consciente de sus comportamientos, sus vidas, sus formas de sentir y esas emociones a flor de piel en su día a día, la serie me ha hecho pararme a analizar algunas cosas con más calma, y ya solo por eso merece la pena.

13 REASONS WHY

Para los que no la hayáis visto (esto no es espoiler, es el argumento de inicio), 13 Reasons Why es una serie en la que una chica, Hannah Baker, se ha suicidado en el Instituto y ha dejado unas cintas de cassette grabadas para varias personas que ella siente que con sus comportamientos hacia ella son las razones por las que acabó decidiendo no seguir viviendo. Son 13 caras de cintas grabadas, y en cada cara ella habla al protagonista de esa razón, recordando lo que vivieron juntos y explicando cómo ella se sintió por aquello. Las instrucciones son pasar las cintas al siguiente de la lista de razones y así todos acaban sabiendo lo que todos hicieron o no hicieron. El co-protagonista de la serie es Clay Jensen, un chico que conocía a Hannah y que recibe las cintas cuando le toca recibirlas. Vemos todo lo que le provoca el saber lo que no sabía, cómo se rebela contra las injusticias y cómo es tratado por los demás por ello.

Es muy duro conocer a Hannah, ver cómo le van pasando cosas que a ojos de los demás no son “para tanto”, cómo la llaman exagerada, chica dramática y le quitan una y otra vez importancia a esos problemas que para ella son un mundo, problemas que le van haciendo perder las ganas de seguir adelante. Es muy duro ver el desarrollo de las historias y saber que Hannah está muerta, que aunque la veamos tan llena de vida en los flashbacks, lo que ha pasado no tiene solución, y ver cómo Clay sabe que ya no puede hacer nada y aun así tiene que seguir adelante. Es preocupante recordar el papel de los padres que, normalmente, no conocen a sus hijos en absoluto, no saben nada de sus vidas y no saben cómo acercarse a ellos.

trailer-13-reasons-why

La serie ha sido muy alabada y muy criticada. Alabada porque hace que nos paremos a pensar en qué está pasando en la vida de los demás, nos hace que recordemos que no conocemos a los demás del todo aunque lo creamos y que, la mayoría de las veces, no sabemos lo que pasa en sus vidas. Te recuerda la importancia de no banalizar los problemas de los demás por muy pequeños que te parezcan y a pararte y ser consciente de lo que vas a hacer antes de decirle o hacerle algo a alguien, porque no sabes qué efecto puede tener eso en esa persona. Ha sido criticada también. Se han levantado voces de muchos que aseguran que el suicidio se está trivializando y mostrando como algo “cool” para los adolescentes, recuerdan que los adolescentes tienden a imitar comportamientos, así que según ellos esta serie puede llevar a los adolescentes a suicidarse, ahora, en masa.

Pero los que la critican por esto olvidan muchas cosas. Olvidan que la película está basada en un libro de Jay Asher que lleva ya 10 años publicado, eso quiere decir que muchos de estos adolescentes ya lo han leído y que hay chicos que lo leyeron siendo adolescentes y ahora son jóvenes. Y no, no ha habido una oleada de suicidios por ello. Olvidan que los adolescentes tienen criterio propio, lógica y capacidad de razonar y pararse a pensar.

Katherine Langford dylan minette 13 reasons

Desde mi punto de vista el libro y la serie no incitan a suicidarte, incitan a pararte a pensar un poco en tu vida, en la de los demás, en mirar a esos compañeros a los que nunca has mirado y que, tal vez, no tienen un gran grupo de amigos; incitan a ser un poco más humanos y a no creer que los problemas de los demás son insignificantes o menos importantes que los tuyos. Te anima a ser valiente y decir las cosas a los demás, aunque tengas miedo, porque una palabra, un gesto o una frase pequeña en un momento concreto puede ayudar y cambiar el día de alguien.

dylan_minette clay

La serie ahora mismo es la más vista en la historia de Netflix, ha generado miles de comentarios en redes sociales y ha generado cientos de debates entre los que la critican y los que la defienden. Yo lo tengo claro, el que vea apología del suicidio en 13 Reasons Why no ha entendido nada. Los cambios que hay de guión respecto al libro están muy bien conseguidos y son muy adecuados para hacer la serie más visual, más cercana, más redonda, así que esta vez ni diré lo típico, que el libro es mucho mejor que la serie, porque creo que no es el caso, la serie es brillante.

dylan minette clay

Sobre Dylan Minnette, el actor que encarna a Clay (veinteañero haciendo de chico de 17), diré que no creo que pudieran haber encontrado a nadie mejor para ese rol. Él, un joven actor con trayectoria (lo vimos de niño en Lost) nos deja saber todos y cada uno de sus pensamientos y emociones, nos hace odiar las situaciones que Hannah presenta y crea un personaje lleno de contradicciones, dudas y sobre todo mucha ternura.

13 REASONS WHY

La actriz protagonista, Katherine Langford, una actriz hasta ahora desonocida, te hace conocer a Hannah, su interpretación es clave, ha sabido hacer que veamos a una Hannah con la que conectamos, hacer que nos identifiquemos con ella.

Dicen que la serie debería ser de obligado visionado para los adolescentes, yo creo que hay que dejar que los adolescentes (en este caso y en muchos otros) tengan criterio propio,  no especificarles que es de obligado visionado ni presentarla como algo más importante de lo que es: una serie de ficción con mucha carga emocional que te puede llegar a hacer reflexionar.

¿La recomiendo? Mucho.

Si os apetece ver el trailer, aquí está, aunque yo preferiría no verlo si no hubiera visto la serie, más que presentar la serie te cuenta demasiadas cosas y la hacen parecer menos interesante y profunda de lo que es en realidad.

Sígueme

ladychena

Actriz, profesora de música y teatro, curiosa profesional de la moda y amante de las cosas bonitas. Me encanta escribir de todo a todas horas (o casi), leer mucho, y sobre todo, viajar y viajar sin parar para conocer cada rincón del mundo. La música, el teatro y el arte me alegran la vida. Y los libros. Siempre libros. Muchos libros.
Sígueme