No lo puedo evitar, todo lo que Kristen Stewart haga me parece interesante, probablemente porque resulte que yo sea su fan, o tal vez simplemente es porque es realmente una mujer muy interesante. Hace pocas horas hemos visto que Kristen Stewart ha tenido un cambio radical de look, Kristen se ha rapado el pelo y se ha teñido de rubio platino.

rubio platino kristen

Ella siempre había dicho que algún día quería raparse el pelo, y ahora, con el motivo de la película que está rodando, “Underwater”, ha encontrado la ocasión perfecta para hacerlo de forma justificada. La película trata de un equipo científico submarino que se ve obligado a emprender un peligroso viaje para sobrevivir después de un terremoto. Algo así como una versión bajo el agua de Armageddon.

kristen stewart rapada

La aparición estelar con el nuevo look ha tenido lugar en la Alfombra Roja del estreno de “Personal Shopper” en Los Ángeles, y la imagen no puede ser mejor para este estreno. Cuando una mujer se siente segura de sí misma, todo lo que decida llevar le queda bien, y ella nos lo ha demostrado ya en infinidad de ocasiones.

kristen stewart rubia

El maquillador personal de Kristen Jillian Dempsey anunció la noche antes de que viéramos a Kristen en twitter algo de lo que iba a pasar: “¡Qué diferencia de un día con #kristenstewart tan punk!”.

El estilismo que lleva, por cierto, también me encanta. Lleva un sencillo top corto de A.L.C. y pantalones de Sally LaPointe, completamente vestida de negra para resaltar más, si es posible, el corte de pelo.

Al verla no podemos evitar pensar en aquella Bella de Crepúsculo, cuando tenía solo 17 años y una larga melena castaña. Nada queda de aquella Kristen que casi empezaba su carrera por aquel entonces, ni de la imagen de Bella que solía proyectar. Pero no pasa nada si el cambio es para mejor, y en este caso, con este corte, está preciosa.

 

Sígueme

ladychena

Actriz, profesora de música y teatro, curiosa profesional de la moda y amante de las cosas bonitas. Me encanta escribir de todo a todas horas (o casi), leer mucho, y sobre todo, viajar y viajar sin parar para conocer cada rincón del mundo. La música, el teatro y el arte me alegran la vida. Y los libros. Siempre libros. Muchos libros.
Sígueme