No hay nada que nos emocione más (en positivo y en negativo)  que la ola de frío polar que viene todos los años a España. Normalmente tenemos mínimo una o dos, y todos nos ponemos muy nerviosos cuando sabemos que viene.

Pensamos en el frío que nos espera en la calle, en cómo podemos abrigarnos para superarlo y en qué trucos y prendas podríamos elegir en estos días críticos para no helarnos de frío.

Hoy vamos a ver algunas prendas y algunos trucos para que esta ola polar de frío sea más llevadera cuando tenemos que salir a la calle sin más remedio, que suele ser cada día para los que trabajan…

Camisetas y pantalón térmicos

Prendas para debajo de la ropa, son como una segunda piel que hará que el frío te deje vivir. Os hablo de las que he probado y funcionan más o menos, dependerá siempre del frío que seas capaz de aguantar y de cómo te abrigues después. Es decir, no son la solución si luego te pones encima solo una camiseta fina y/o un pantalón fino.

Boomerang

Entre las que he probado tenemos la camiseta y el pantalón térmicos sencillos Boomerang de El Corte Inglés. Su precio es de solo 4,95€ cada uno, y por ahora hay tallas. El sábado las estaban vendiendo en el centro al que yo fui como si no hubiera un mañana.

Tienen una función térmica, tejido transpirable (es decir, no se empapa en sudor como el algodón) y libertad de movimiento, lo que es cierto, son cómodas.

Sirve como primera capa térmica. Ayuda a mantener la temperatura corporal y absorbe el sudor. Es, 100% poliester, el material más usado en la ropa térmica, en las de marca y precios elevados también.

WED’ZE Decathlon

Esta camiseta reversible (WED’ZE) también la he probado. Tiene una parte lisita para calentar de forma media y una parte que simula el forro polar, más cálida. Te la puedes poner como prefieras. El cuello vuelto no aprieta nada, es más bien sueltecito.

También de poliester. Su precio es de 11,95€ en Decathlon, y la hay de más colores (rosa, verde, naranja, rojo). Está recomendada para esquiar, y sí, calienta.

 

Las tres prendas combinadas sirven para momentos de frío extremo, por ejemplo, para ir en moto a casi cero grados (con la chaqueta adecuada y también una capa más, gordita). Debajo las Boomerang, encima de la camiseta Boomerang nos colocamos la WED’ZE y es una gozada para el frío.

Ojo, requieren mucho mantenimiento, es decir, como son de poliester, en la mayoría de los casos con un día completo de uso hay que lavarlas irremediablemente, para controlar el posible olor que puede provocarse al sudar, aunque no se mojen ni nada con el sudor.

Jerseys

Encima de estas prendas hay que elegir un buen jersey, y os dejo algunos ejemplos de algunos de ASOS bonitos, gorditos y a buen precio.

asos jersey

Jersey ASOS largo 17,49€

jersey ultimate asos

Jersey ASOS Ultimate 22,99€

asos

ASOS cuello vuelto 15,99€

asos cuello vuelto

ASOS canalé cuello vuelto 12,49€

asos jersey gris

ASOS jersey gris 16,99€

asos coderas estrella

ASOS coderas estrella 11,49

asos jersey bonito

ASOS jersey pespunteado 19,99€

asos gris jersey

ASOS jersey bajo asimétrico 18,49€

jersey rojo asos

 ASOS jersey rojo 16,49€

Los consejos:

No olvides que, cuando hace frío, las manos y los pies son las zonas que no debemos olvidarnos de proteger, puesto ya que tienen un menor flujo de sangre y peor circulación, por esto son más susceptibles de enfriarse. Es casi más importante salir a la calle con guantes y un calzado y calcetines abrigados que llevar un abrigo que nos de calor y deje al descubierto las extremidades. (Recordamos, tobillos al aire, no).

El cuello y la cabeza son también partes de nuestro cuerpo que solemos descuidar al salir a la calle en invierno, son la zona con más riego de sangre, pero no está de más abrigarlas. Las orejas con bajas temperaturas sí que se congelan casi del todo, así que para que no se enfríen los gorros abrigaditos son perfectos para poder disfrutar del frío en vez de sufrirlo.

Sígueme

ladychena

Actriz, profesora de música y teatro, curiosa profesional de la moda y amante de las cosas bonitas. Me encanta escribir de todo a todas horas (o casi), leer mucho, y sobre todo, viajar y viajar sin parar para conocer cada rincón del mundo. La música, el teatro y el arte me alegran la vida. Y los libros. Siempre libros. Muchos libros.
Sígueme