Una de las cosas más divertidas que tiene el escribir en un blog de moda es crear tus propios estilismos y compartirlos. Hace mucho tiempo que no lo hacíamos por aquí, así que, aprovechando mi última adquisición en Sfera, voy a enseñaros dos formas de combinar el mismo vestido gris de vuelo.

La historia del vestido es también divertida. Mi amiga Carmen vino a Madrid en una de sus muchas visitas a la capital para ir a eventos, y uno de los días que pasamos juntas llevaba este vestido que, justo el día de antes, me había descrito a la perfección sin todavía haberlo comprado, ya que lo estaba buscando. Es decir, ella sabía que quería un vestido exactamente así, pero no dónde lo iba a encontrar, y fue en Sfera. Este es el vestido en cuestión.

vestido vuelo gris sfera

Me gustó tanto cuando se lo vi puesto que, tras un desayuno abundante que compartimos, nos fuimos las dos a por otro vestido idéntico para mí. Sí, nos compramos cosas idénticas y no nos importa, y muchas veces hasta nos las hemos puesto a la vez las dos.

vestido vuelo gris sfera

La verdad es que el vestido tiene muchas combinaciones al ser de un color tan versátil como el gris, y con la forma sencilla que tiene es ideal para llevar con distintas botas y/o zapatos y también se puede combinar con muchos colores en complementos.

1- Estilismo chaqueta de cuero:

El primer estilismo que he creado con el vestido gris es este.

sfera vestido

Podemos llevarlo con una chaqueta de cuero (o imitación de cuero) y combinarlo con unas botas moteras. No sé ya cuantas temporadas hace que estas botas se llevan, y para mí se van a llevar siempre, porque son tan cómodas y tan fáciles de llevar, que me encantan. Este binomio gris/negro en esta ocasión lo he combinado con rojo, así que he elegido una mochila roja, collar y pulsera (de cuero) del mismo color y creo que, con una manicura en el mismo tono será perfecto.

2- Estilismo abrigo largo:

El segundo estilismo para el mismo vestido es el que veis, esta vez con un abrigo largo negro de corte clásico.

sfera vestido

Para dar color esta vez también he utilizado las botas y he elegido unas Timberland rosa (preciosas, ¡si!). Otra vez me he decantado por la mochila, también en rosa empolvado, y un foulard del mismo tono a juego con la manicura y, ¿por qué no? también a juego con el colorete. El reloj esta vez es un sencillo Daniel Wellington con correa negra.

Por cierto, que el vestido admite infinitas combinaciones con infinitos colores y casi infinitas prendas, así que sí, ha merecido la pena la compra. ¿El precio? Pues genial, solo 19,99€ y también está en color rojo.

 

 

Sígueme

ladychena

Actriz, profesora de música y teatro, curiosa profesional de la moda y amante de las cosas bonitas. Me encanta escribir de todo a todas horas (o casi), leer mucho, y sobre todo, viajar y viajar sin parar para conocer cada rincón del mundo. La música, el teatro y el arte me alegran la vida. Y los libros. Siempre libros. Muchos libros.
Sígueme