Hace unas cuantas navidades le regalé un collar a una amiga que tenía un bebé de pocos meses. A ella le encantó, pero me dijo con pena que iba a tardar mucho en poder llevarlo. Me contó que ya no llevaba collares ni pendientes largos porque el peque se los llevaba a la boca y no paraba de darle tirones, con todo lo que puede conllevar eso por los materiales (plásticos, pinturas, metales varios).

mamichic

Hace unos días desde MamiChic nos contactaron para que conociéramos sus productos, así que no dudé, ya que me daba mucha curiosidad y sé que estos collares van a tener una destinataria con bebé que va a ponerse muy contenta.

mamichic collares denticion

En MamiChic podemos encontrar collares de dentición  pensados para cualquier estilo de madre, ya sea una madre con un estilo sport desenfadado o un poco más chic y sofisticada. Cuando la mamá se pone el collar este se encuentra a la distancia idónea para captar la atención del pequeño, queda a la altura de sus ojos cuando lo tiene en brazos.

collares denticion

Los collares están pensados para que los bebés se entretengan estimulando sus sentidos y alivien las molestias de la dentición. Se pueden lavar en lavavajillas, con agua y jabón y hasta en el esterilizador con los biberones.

Las piezas son muy suaves, dan muchas ganas de tocarlas y los collares no son desmontables y el cierre es de seguridad anti-tirones. Los collares están fabricados con materiales testados y están libres de materiales tóxicos, BPA, Ftalatos,  materiales pesados,Cadmio, PVC. Son 100% silicona orgánica antibactieriana, impidiendo así la proliferación de bacterias y gérmenes.

collar denticion

Como es algo que lleva la madre en el cuello, no va a caer al suelo y no se va a perder. Así que, si lo pensamos, todo es positivo. Los diseños son muy cucos, también podemos encontrar pulseritas a juego y hay muchos modelos para elegir en su web.

Sígueme

ladychena

Actriz, profesora de música y teatro, curiosa profesional de la moda y amante de las cosas bonitas. Me encanta escribir de todo a todas horas (o casi), leer mucho, y sobre todo, viajar y viajar sin parar para conocer cada rincón del mundo. La música, el teatro y el arte me alegran la vida. Y los libros. Siempre libros. Muchos libros.
Sígueme