Hace unos días os dimos una serie de tips o consejillos para todas aquellas frioleros, o casi frioleros, en el que os contábamos cómo pasar lo que nos queda del otoño y el invierno con el menor frío posible.

Como persona muy friolera, no podía dejar de compartir con vosotros este nuevo DIY que me esta ayudando a que todas mis mañanas sean mucho menos frías, y a poder tener las manos muy calentitas con esta bolsa calentita que puedes hacer tú mismo.

DIY bolsa calentita

¿En que consiste este DIY? En hacer una bolsita llena de semillas que podremos calentar en el microondas y que tienes muchísimas utilidades.

La primera de su utilidades es la de calentarnos. Viene a ser como una bolsa de agua, como la que os comenté y os enseñe en el anterior post para frioleros, con la diferencia de que esta vez simplemente tendremos que meter la bolsita al microondas y la tendremos lista, y en la otra hay que calentar el agua para después introducirla en la bolsa.

Lo podemos utilizar tanto en casa, en la cama para calentarla o calentarnos los pies, como para llevarla fuera, metida en nuestros bolsillos y así calentarnos las manos o para calentar el abrigo o la chaqueta que llevemos.

La segunda de estas utilidades sería para calmar el dolor. No sé si alguna vez habéis tenido dolor de oídos, pero es insoportable. Cuando yo lo sufría mi madre planchaba una toalla y me la ponía encima de la oreja para calmar el dolor, pues bien, con esta bolsita también podemos hacer esto, y así os aseguro que se os calmará el dolor y podréis tener un tiempo de descanso. También la podemos utilizar para calmar otro tipo de dolores como pueden ser dolores musculares, como contracciones, poniendo la bolsita en el lugar donde tengamos el dolor, como si fuera una manta eléctrica. Por último y para todas aquellas chicas que sufran de dolores de “regla” y utilicen el calor como método de alivio, esta bolsita también vendrá genial.

Como veis este DIY tiene muchas utilidades. Es un poco más elaborado que anteriores DIY presentados pero dependiendo del tamaño que elijamos al realizarlo, podremos utilizarlo para muchas cosas.

Materiales:

  • Aguja
  • Hilo o lana
  • Tela
  • Bolsita
  • lazo
  • tijeras
  • velcro
  • semillas

Paso a paso:

Lo primero es elegir el tamaño que queremos para nuestra bolsita dependiendo de la utilidad que vayamos a dar, en mi caso he hecho una pequeña para que me coja en el bolsillo del abrigo y poder calentarme los bolsillos y las manos.

Lo más fácil es coger una bolsita que tengamos de bisutería o de tela que nos hayan dado en alguna otra compra, e incluso si no queremos hacerla o no tenemos ninguna a mano, podemos comprarla en algún bazar por céntimos.

Las semillas que yo he elegido son las que tenia por casa, arroz, lentejas y alguna semilla aromática, y relajante, para ayudar a calmar el dolor y por qué no, de paso disfrutar de un buen olor. Podéis utilizar también semillas de trigo, alpiste, lavanda…

Si no tenemos bolsa vamos a hacerla. Para ello cortamos dos cuadrados de tela iguales, con el tamaño que hemos elegido, y los juntaremos con un hilo o lana. También podemos hacer el cuadrado un poco más grande en la parte en la que pegaremos el velcro para cerrarla.

DIY bolsa calentita_01

Yo he decidido coserlo con el punto que yo os enseñe en otro DIY, y en la parte superior hacer dos agujeros, para cerrar esta con un lazo y que quede mas bonita.

Y ya tenemos nuestra bolsita lista para utilizar, si queremos utilizarla en casa, o para niños, siempre la podemos decorar al gusto y puede ser una muy buena idea para realizar con ellos. ¿Qué os parece este DIY y sus múltiples utilidades?

Pinvintage
Sígueme!

Pinvintage

Soy Maestra especialista en Educación Primaria, Audición y Lenguaje y de Educación Especial (mi pasión). Me gusta cuidarme y seguir la moda y las tendencias, y dar mi visión personal de todo ello en el blog.
Pinvintage
Sígueme!