Ya estamos en verano pero de todas formas muchos seguimos con una especia de prolongación de la primavera y su astenia correspondiente. Si es tu caso, toma nota de estas 5 cosas que pueden ser causa de que durante todo el día te sientas más cansado de lo normal.

cansancio

Te saltas el ejercicio: esos días en los que parece que no puedes dar un paso más, y cuando llegas a casa sabes que “te toca” salir a correr. Piensas que lo más sensato es quedarte a descansar porque con esa energía tan baja que te notas no podrás hacerlo. Mal. Debes esforzarte y salir y hacer lo que puedas. Está demostrado que practicar ejercicio con asiduidad lo que nos aporta es sensación de energía, no lo contrario.

Bebes poca agua: que se te olvida, que el ritmo de tu vida no te da para estar pendiente, y al final siempre bebes cuando tienes sed. Mal. Tienes que beber el agua suficiente que tu organismo necesite. se reduce la velocidad a la que el oxígeno y los nutrientes llegan a los músculos y los órganos. Ten en cuenta tu peso y la estación del año y acomoda la cantidad de agua que necesitas a tu día a día.

Te saltas el desayuno: no te da tiempo, no tienes ganas recién levantado, quieres adelgazar… Mal. Después de una noche sin nutrientes nuestro cuerpo los necesita para empezar a funcionar. Así que, desayuna, come bien antes de salir de casa y todo irá mucho mejor.

Miras el móvil en la cama antes de dormir: Muy mal. En la cama tienes que desconectar, olvida leer los mails desde el móvil antes de apagar la luz ¿pretendes llevarte los problemas  a los sueños? Mejor coge un buen libro (yo cojo mi Kindle) y desconecta con una buena historia.

Cafeína: un poco de café al día no es perjudicial, tiene incluso beneficios, pero no puedes tomarte las xcientas tazas que te apetezcan al cabo del día, y sobre todo, 6 horas antes de ir a la cama no tomes nada de café. Para.

 

Y si lo que te sientes es de bajón, te recordamos este post en el que repasamos qué cosas no hay que hacer cuando estás más bien triste.

Sígueme

ladychena

Actriz, profesora de música y teatro, curiosa profesional de la moda y amante de las cosas bonitas. Me encanta escribir de todo a todas horas (o casi), leer mucho, y sobre todo, viajar y viajar sin parar para conocer cada rincón del mundo. La música, el teatro y el arte me alegran la vida. Y los libros. Siempre libros. Muchos libros.
Sígueme