Todas tenemos unos cuantos productos de belleza a los que nos aferramos en determinados momentos sin pensar mucho cómo lo estamos haciendo y qué beneficios o problemas pueden acarrear a nuestra piel. Uno de esos productos milagrosos son las Toallitas desmaquillantes. Hoy vamos a pararnos y a analizar un poco estas toallitas, y veremos si nos siguen quedado ganas de volver a utilizarlas en nuestra piel.

desmaquillar_toallitas

No desmaquillarnos cada día es malo:

Esto es evidente, pero las toallitas desmaquillantes son para muchas algo algo así como las salvadoras limpiadoras en momentos críticos; las solemos usar después de una noche de fiesta, de mojitos y margaritas, antes de caer inconscientes sobre nuestra almohada y son el Santo Grial de los limpiadores de la piel cuando estamos de viaje.

Deberíamos tener cuidado con esto, ya que si bien es verdad que no hay nada peor que irse a la cama sin desmaquillar e hidratar la piel, las toallitas no deberían servirnos como limpiador facial habitual.

Un reciente artículo en el Daily Mail hace hincapié en esto. Nos recuerdan que los expertos temen que las toallitas no limpien eficazmente la piel, ya que más bien lo que hacen es embadurnar la suciedad y el maquillaje de nuestra cara y repartirlo con los productos de la toallita, sin retirarlo del todo.

toallitas agua

Peor aún, todo, desde el acto físico de limpiar la piel con el líquido en el que las toallitas están impregnadas, puede causar problemas en la piel. En realidad solo tenemos que pensar un poco en cómo nos desmaquillamos cuando utilizamos toallitas desmaquillantes.

Las toallitas desmaquillantes pueden causarnos problemas en la piel:

Pensad en ese momento en el que os encontráis con la toallita intentando limpiar ese maquillaje de ojos y esa máscara resistentes al agua. A veces empezamos a utilizar demasiada fuerza física para que el maquillaje desaparezca, en zonas tan sensibles como los ojos y su contorno. Arrastramos la piel del contorno de ojos, una piel delicada y fina hacia adelante, atrás, arriba, abajo, y así, además de llevarnos el maquillaje resistente, nos hacemos un daño considerable en esta piel tan sensible. Un daño que no vemos pero que realmente con el paso del tiempo y las repeticiones terminará pasando factura.

El uso de toallitas además puede agravar algunos problemas de la piel , y crear algunos nuevos. Entre estos problemas nos encontramos con arrugas prematuras , sequedad , acné, y hasta reacciones alérgicas (por supuesto, otros productos de limpieza facial con técnicas de limpieza inadecuadas también pueden causar estos mismos problemas).

Si los tensioactivos (se usan en productos limpiadores) son demasiado duros , la piel se irrita, y si encima no la enjuagamos después de usar la toallita desmaquillante, estos tensioactivos se quedan en la piel. Es como lavar la cara con jabón y no aclararla después.  Por otra parte, mientras que los tensioactivos pueden irritar la piel desde un punto de vista químico , si añadimos que a veces nos entusiasmamos con la toallita, frotándola por la piel, esto además de irritarla puede dejar pequeños arañazos.

tensioactivos

Si tienes que usar una toallita, sigue estos consejos:

Asi que, si tenemos que usar una toallita desmaquillante, lo mejor es que escojamos una que se haya pensado específicamente para la piel sensible, así tendrá el menor número de irritantes potentes como sea posible y suelen ser más suaves.

En última instancia, ejerceremos una presión suave en nuestra piel. 

Si tenemos un problema en al piel específico utilizaremos toallitas específicas para esos problemas (toallitas con ácido salicílico si tenemos acné, por ejemplo).

Buscaremos unas que no contenga alcohol y que en su lugar tengan hidratantes, a ser posible intentaremos que no contengan perfume.

toallitas_desmaquilladoras

Si no limpias bien la piel:

Olay y L’ Oreal llevaron a cabo una investigación que demostró que no limpiar la piel a fondo significa crear una barrera formada por la piel muerta y suciedad. Esto se traduce en que los agentes anti-envejecimiento  activos tienen problemas para llegar a donde tienen que llegar en la piel.

Un último consejo: no llevemos nuestro paquete de toallitas al gimnasio, entre el sudor y  la mala limpieza en nuestra piel podemos acabar con los poros obstruidos.

 

A lo mejor te interesa conocer un poco nuestra opinión sobre el Agua Micelar de Bioderma, una opción excelente para nuestra piel.

Sígueme

ladychena

Actriz, profesora de música y teatro, curiosa profesional de la moda y amante de las cosas bonitas. Me encanta escribir de todo a todas horas (o casi), leer mucho, y sobre todo, viajar y viajar sin parar para conocer cada rincón del mundo. La música, el teatro y el arte me alegran la vida. Y los libros. Siempre libros. Muchos libros.
Sígueme