En modablogger recomendamos cosas buenas, bonitas, compartimos todo lo que merece ser compartido, y en ocasiones puntuales como esta, nos vemos también obligados a advertir a las personas de buena fe sobre algunas tiendas, servicios o empresas que no merecen confianza por parte de los usuarios/clientes. Hoy os voy a intentar resumir (lo más que pueda, porque tendría para escribir una novela) lo mal que en Carreofouronline me han tratado esta semana con la venta de un frigorífico. La historia ha sido inefable. En resumen, y por si no queréis leer todo el cuento, os dejo claro lo que os interesa. Mi recomendación es la siguiente: no compréis jamás en carrefouronline. En Carrefour online tienen un servicio de atención al cliente pésimo, nefasto, horrible. Y ahora voy con la narración.
carrefouronline

Hace semanas que el frigo de mi casa estaba dando sus últimas boqueadas, a punto de morir. Vivo en un piso de alquiler, así que avisé a mi casero, que es majísimo, y en seguida me llamó y me dijo que iba a comprar uno nuevo. Escogió Carrefouronline para comprar el frigorífico nuevo. Hasta ahí todo bien. Seleccionó la opción de “retirada del antiguo y puesta en marcha del nuevo”.

Bueno, pues cuando aparecen los transportistas, me suben el frigorífico nuevo, lo dejan en medio del salón. Me cuentan que, como tiene que estar 6 horas de pie, para que se le estabilice el gas, lo que tengo que hacer es quedarme con el mío, para que no se me ponga mala la comida. Intentan que me crea que ellos, a la mañana siguiente sin falta, vendrían a por el viejo y me colocarían el nuevo.

Fue así como, durante 10 minutos me encontré sola con dos canis (es la mejor palabra para describirlos) en mi salón, discutiendo intensamente. Yo quería que se llevaran el frigo viejo y me dejaran el nuevo solo para darle al botón “on”, ya que eso es lo que se había pagado-contratado. No hubo forma. No querían llevarse el viejo. Así que los amables y encantadores canis se fueron. Me dejaron un nº de teléfono en el que yo, con solo una llamada, confirmaría que ellos, amables y diligentes transportistas de carrefouronline, vendrían a primera hora para que mi casa volviera a ser habitable.

El teléfono que me facilitaron era fantasma. Jamás nadie ha respondido a ese número. Así que me vi con un frigo nuevo sin instalar y uno viejo sin recoger. Carreofouronline ya había cobrado, no les preocupaba esto. Después de una tarde de llamadas infructuosas a mil teléfonos, la única solución fue devolver el cacharro nuevo. Mi casero llamó, pidió su devolución, y entonces todos se volvieron amables ¡Chas! Nos llamaron, nos juraron que al día siguiente vendrían a por el viejo, nos pidieron mil perdones. Y …

Al día siguiente no vino nadie.

Al día siguiente del siguiente me llamaron para decirme que vendrían, pero cuando ellos quisieran, justo cuando no habría nadie en casa. Y dijeron que me aguantara. Cambiamos nuestros horarios laborales para esperarlos. No cumplieron el horario ni de lejos.

Llegaron a las 8 de la tarde. Ya estábamos temblando porque no creíamos que vinieran. No eran los canis.

Se llevaron el frigo viejo, me dejaron el nuevo.

Lloré de emoción.

Los canis nuevos parecían muy enfadados. O tenían un mal día o sabían de las reclamaciones.

Hoy, a las 8:30 han empezado otra vez. Me siguen llamando. No les voy a coger el teléfono. No quiero hablar con ellos nunca más. No quiero volver a comprar en carrefouronline. Ni en carrefour. Ni en ninguna tienda que empiece por “carre”… Tengo miedo.

Son tan inútiles que ni son capaces de ponerse de acuerdo entre sus departamentos. Por eso creo que hay alguien en carrefouronline que no sabe que ayer terminaron el trabajo. No seré yo la que se lo diga.

Todo esto es un “resumen muy resumido”, valga la rebuznancia. No os he contado las veces que los he tenido que llamar, y la de gritos que me he llevado, como si yo fuera la culpable de todo, como si yo hubiera echado a los transportistas de mi casa sin dejarles hacer su trabajo.

Señores, señoras, amigos, amigas, lectores varios: os recomiendo que no compréis nada en carrefouronline, y mucho menos electrodomésticos. No mola nada tener un frigo en medio del salón casi 72 horas, sin ver la luz al final del tunel. Ni es agradable que te griten teleoperadoras. Ni es agradable que te mientan. Ni que te quieran hacer sentir culpable si ellos son los que no han hecho bien su parte.

Y ahora sí. Pasad un buen día y, si habéis tenido experiencias similares, podéis contármelas en los comentarios. Así me sentiré menos sola. Porque como dice el refrán… “mal de muchos…”

Sígueme

ladychena

Actriz, profesora de música y teatro, curiosa profesional de la moda y amante de las cosas bonitas. Me encanta escribir de todo a todas horas (o casi), leer mucho, y sobre todo, viajar y viajar sin parar para conocer cada rincón del mundo. La música, el teatro y el arte me alegran la vida. Y los libros. Siempre libros. Muchos libros.
Sígueme