Este verano, decidí probar a hacerme la manicura semipermanente, ya que me iba de vacaciones y no quería tener que llevarme todo el set de manicura y perder tiempo en pintármelas, arreglarlas, etc. En verano se me suelen romper más las uñas debido al cloro, el mar, la arena de la playa, los cambios de temperatura… por eso opté por esta manicura, ya que consiste, en llevar pintadas las uñas durante semanas sin tener que ponernos uñas postizas, haciendo que no tengamos que estar pendiente de ellas y que estén más duras, por lo tanto evitamos posibles roturas.

Manicura semipermanente recién hecha

Manicura semipermanente recién hecha

Su duración es debido a la composición del esmalte, que es una mezcla entre un esmalte corriente y componentes del gel que se aplica para poner uñas postizas.

¿Cómo se aplica?

Lo primero es dejar nuestras uñas totalmente limpias, limarlas a nuestro gusto y también limar suavemente la capa superior.

A continuación, se aplica un gel base que se deja secar bajo la luz de una lámpara ultravioleta, se endurece y hace que agarre bien el posterior esmalte.

Después se aplica el color, colores o diseño que hayamos elegido.

Por último se aplica un top coat que sella el esmalte y lo mantiene intacto durante días y se vuelve a dejar secar bajo la lámpara. Al terminar el proceso nuestras uñas ya están listas.

Duración:

Esta  manicura suele durar dos semanas, pero si las cuidamos  o no trabajamos mucho con las manos puede llegar a durar tres semanas. En el caso de los pies, donde también se puede realizar esta manicura, suele durar mucho más.

Quitar manicura semipermanente:

Para quitarlas tenemos dos opciones,  ir a que te las quiten o bien quitártelas en casa. Si lo queréis hacer en casa, tenéis que mojar un algodón en acetona por cada dedo,  y envolverlo en papel de aluminio y dejarlo unos 10 minutos. Podéis limar el esmalte antes un poco para que este proceso sea más corto.

Ventajas e inconvenientes que tiene esta manicura:

Ventajas: dura mucho, en mi caso 20 días, y para cuando vamos a ir de viaje o simplemente porque haya una temporada que no nos apetezca estar pintándonos todo el rato las uñas, está muy bien, se mantienen intactas y más duras.

Inconvenientes: quitarlas es un poco lioso a no ser que vayamos al establecimiento otra vez, deja las uñas un poco más blandas de lo que las tengamos habitualmente, y no es bueno hacerse  esta manicura constantemente ya que el proceso para retirarlas suele dañar la uña.

Precio:  ronda los 18 €, aunque depende del lugar. En mi caso me las hice en la peluquería a la que voy siempre que para mí es de confianza. Os la recomiendo, por cierto, se llama Alicia Calero Estilistas y está en Arroyomolinos, Madrid.

Yo seguramente en alguna ocasión especial, y en verano, me las volveré a hacer, porque el resultado que me ha dado ha sido muy cómodo y efectivo. También os recomiendo que escojáis una manicura  francesa, ya que así conforme vaya creciendo la uña se notará menos el crecimiento.

A continuación os dejo unas fotos de la evolución de mis uñas con esta manicura:

manicura_permanente_dos_ semanas

Manicura semipermanente con dos semanas

 

Manicura semipermanente con 20 días

Manicura semipermanente con 20 días

 

Una vez retirada

Una vez retirada

Pinvintage
Sígueme!

Pinvintage

Soy Maestra especialista en Educación Primaria, Audición y Lenguaje y de Educación Especial (mi pasión). Me gusta cuidarme y seguir la moda y las tendencias, y dar mi visión personal de todo ello en el blog.
Pinvintage
Sígueme!