Hay miles de millones de reseñas de todo lo que está pasando en Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, en esta edición de febrero 2013, por eso no tiene mucho sentido hacer una más detallada parecida a las demás, pero sí quería hacer al menos un pequeño repaso de lo que más me ha gustado de cada día.
 

Del primer día lo que más me gustó es esa sensación de que todo empieza, de no saber bien dónde estás, donde tienes que sentarte en el desfile, incluso la organización estaba un poco saturada. Aún así logré llegar a mi sitio y ver los desfiles que tenía seleccionados para ese día. Sí, creo que una sola persona no está mental ni físicamente preparada para curbrir ella sola una Fashion Week con todos sus desfiles.
 


 

Francis Montesinos me cautivó.El desfile empezó con el musical de Jorge Berlanga, “A quién le importa” con música de los años 80, así vivimos un poco la Movida Madrileña sentimos su estética y el desfile fue un espectáculo total y absoluto. Vimos una propuesta oscura y gótica y algo de color en los últimos diseños.
 


 

Hannibal Laguna describe su colección diciendo que “más es más”, nos adentramos en un Barroco sofisticado, hilos dorados y plateados, brocados de seda, encajes, volúmenes. Sus modelos iban maquilladas con un look muy rockero, caras pálidas y labios negros. Colores desde el oro, blanco, y negro hasta el rojo y verde esmeralda.
 


 

Como tercer desfile escojo el que cerró el día, el esperadísimo desfile de Maya Hansen. Su colección Edwlweis gustó muchísimo. Vimos corsés de Maya con inspiración militar, corsés-vestidos, lana, todo muy sexy y ajustado, piezas muy recargadas de terciopelo o raso casi por completo. Destacaron los detalles con animales de montaña, temas religiosos, y naturaleza.
 

Un primer día que empezó muy fuerte y dejó con ganas de más a todo el mundo.

Sígueme

ladychena

Actriz, profesora de música y teatro, curiosa profesional de la moda y amante de las cosas bonitas. Me encanta escribir de todo a todas horas (o casi), leer mucho, y sobre todo, viajar y viajar sin parar para conocer cada rincón del mundo. La música, el teatro y el arte me alegran la vida. Y los libros. Siempre libros. Muchos libros.
Sígueme