Hace unas semanas mi amiga Carmen del Blog de la bruja, me regaló un bolso de Salvador Bachiller que sabía que me encantaba. Soy muy fan de la marca, y cada vez que salen sus novedades tengo un flechazo con alguno de sus bolsos como mínimo, con el bolso cámara, por ejemplo me pasó, y esta vez me había pasado con  el bolso del teclado. El bolso del teclado es un bolso bandolera de Salvador Bachiller que tiene un teclado de ordenador incrustado en su frontal.

El día que estrené el bolso fue una revolución en toda regla. Recuerdo haber entrado ese día a una tienda de Kiko y que una dependienta no paraba de mirarlo. Al final  se acercó y me dijo que se había “enamorado del bolso” y quería saber de dónde era. “Es de Salvador Bachiller”, esa es la frase que repito cada vez que decido usarlo. El mismo día pasé por Mango y sucedió lo mismo, una de las chicas que me atendió tuvo que preguntar de dónde era el bolso, porque era “una pasada”.

Ha sido así desde ese día hasta ahora. Por la calle con desconocidos/as, en el metro, siempre. En el colegio donde doy clases de teatro, tanto madres, como profesoras, como niños, han comentado cosas sobre el bolso (de hecho, por el pasillo siempre vienen 3 ó 4 peques persiguiéndome tocando el teclado mientras yo voy de una clase a otra).

Y además parece que el éxito es internacional. Estas navidades uno de mis viajes de vacaciones ha sido a Roma. En la ciudad eterna me reí mucho cuando todos señalaban la bandolera, algunos incluso me comentaban cosas, y el último día, mientras estaba en la Piazza Navona sentada al sol,  tres niños no pudieron aguantarse y muy educaditos se acercaron, y uno de ellos  preguntó que si el bolso “era de verdad” (en italiano, claro) y los animé a tocar el teclado.

Tal vez os parezca rara la historia, pero si os gusta, os animaría a llevarlo, porque además el bolso teclado es enorme y caben muchísimas cosas. Eso sí, sabed que si lo escogéis ese día os sentiréis observados en todo momento, desde el minuto cero  en el que salgáis a la calle. Aquí me tenéis en una foto con él, en la Fontana di Trevi.

 

Sígueme

ladychena

Actriz, profesora de música y teatro, curiosa profesional de la moda y amante de las cosas bonitas. Me encanta escribir de todo a todas horas (o casi), leer mucho, y sobre todo, viajar y viajar sin parar para conocer cada rincón del mundo. La música, el teatro y el arte me alegran la vida. Y los libros. Siempre libros. Muchos libros.
Sígueme