Emma Watson es la mejor embajadora que Lancôme ha tenido en años, o al menos a mí me lo parece. Mirad cómo lucía en Hong Kong, en la promoción de Trésor Midnight Rose, con un mini vestido azul de Elie Saab colección Couture otoño-invierno 2011 y sandalias plateadas de Jimmy Choo.

Me encanta el diseño del vestido, no sólo por el original escote con pedrería bordada, es que soy especial amiga de las faldas de tul y la espalda descubierta a Emma siempre le sienta genial. Creo que lo de ser una de las mujeres mejores vestidas es un título que se ha ganado por méritos propios.